La dificultad de los jóvenes para acceder a la compra de la primera vivienda ante la incapacidad de ahorro ya es un problema social. + Info en El Economista