La recta final del año sirve para ajustar la factura fiscal de la próxima campaña de la renta con operaciones que luego permitirán optar a mayores ventajas. + Info en La Vanguardia