La compra de una vivienda está rodeada de una serie de gastos adicionales al pago del bien inmobiliario. En el caso de las casas de segunda mano, el más importante es el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP), que depende de cada comunidad autónoma. + Info en Cinco Días