En 2007, justo antes del estallido de la crisis económica, en España prácticamente uno de cada tres jóvenes de entre 18 y 24 años dejaba los estudios para empezar a trabajar. + Info en Cinco Días