El 43% del salario se consume en las primeras 24 horas después de recibir la nómina. Es el que se destina a gastos fijos, como pueden ser el pago del alquiler o la hipoteca. + Info en Cinco Días