Ante el aumento del coste de la vida, muchos se ven obligados a tirar de crédito para afrontar los gastos de consumo. El problema viene cuando los pagos se hacen con una tarjeta revolving. + Info en Bolsamanía