Antes de acabar el año conviene tener claro cómo nos pueden afectar en la declaración de la renta las operaciones que hayamos realizado en 2021 con criptomonedas o NFT. + Info en El Economista