La Real Academia de la Lengua Española (RAE), a instancias del movimiento Ahora Abogacía, ha acordado suprimir del Diccionario de la Lengua Española la acepción de «abogado» como «persona habladora, enredadora, parlanchina» que figuraba como tercera entrada en la que se definía la profesión. + Info en Expansión