Estrés, tiempos límites, demasiadas horas sentado… Durante las ocho horas que conforman la jornada laboral son muchos los elementos que pueden desgastar tanto el cuerpo como la mente. Para ello, los expertos lo confirman: comer sano mejora la productividad en la oficina. + Info en RRHH Digital