Los concursos de acreedores están anestesiados en España gracias al Gobierno, que ha ampliado su moratoria hasta finales de año. + Info en Cinco Días