Uno de los relatos comunes que rodean a las pensiones de incapacidad permanente es el de la dificultad para conseguirlas debido a la gran cantidad de etapas por las que pasa un proceso de solicitud de estas prestaciones. + Info en El Economista