La Dirección General de Tributos impone la declaración del IVA a las plataformas electrónicas que hacen de intermediarias en la venta de NFTs (token no fungibles, por sus siglas en inglés) en vez de al artista que los crea y utiliza dichos portales para su comercialización. + Info en El Economista