Elon Musk, dueño de X y autoproclamado «absolutista de la libertad de expresión», anunció que la compañía se encargaría de los gastos legales de cualquier usuario que fuera denunciado o perseguido por lo que publicaba dentro de la plataforma. + Info en El Economista