La nueva ley de convivencia universitaria castiga con la expulsión de hasta tres años al alumno que acose sexualmente, plagie, falsifique documentos, destruya patrimonio o haga novatadas en campus públicos o privados. + Info en La Vanguardia