Expirado el estado de alarma, la balanza de los jueces se inclina más a favor de limitar reuniones y fijar cierres perimetrales en municipios con alta incidencia que a mantener los toques de queda. + Info en Expansión