Las pensiones, a efectos fiscales, tributan como rendimientos del trabajo y están sujetas a una retención del IRPF. + Info en Las Provincias