El Supremo distingue entre los autónomos clásicos y societarios. Estos últimos no pueden compatibilizar pensión y trabajo, no pueden cobrar el 100 % de la jubilación activa. + Info en Cinco Días