hay ocasiones en los que estos profesionales cometen algún error a la hora de registrar sus operaciones, lo que despierta el interés de Hacienda. Para descubrir estas irregularidades, el fisco cuenta con una herramienta: la inspección. + Info en El Economista