La europeización de nuestra normativa concursal ha traído los nuevos planes de reestructuración (PR), como la tan esperada herramienta que permite una actuación temprana con un plazo de hasta 2 años vista, para que el deudor pueda reestructurarse cuando prevé la insolvencia. + Info en Expansión