Más allá de la polémica, lo cierto es que si un influencer me pide comer gratis a cambio de promoción, se trata de un pago en especie del que Hacienda también quiere su parte. + Info en Pymes y autónomos