En el 2017, las grandes empresas tributaron a un tipo efectivo sobre el resultado contable en el impuesto de sociedades del 7,7%, casi dos décimas menos que el ejercicio anterior. + Info en La Vanguardia