Los gastos realizados por los abogados por la compra de corbatas son deducibles en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), «por constituir un complemento casi indispensable del formalismo que se le ha reconocido a la actividad profesional del Abogado», según reconoce el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), en sentencia […]