El efecto blurring, también conocido como la dificultad que tienen muchos empleados para separar la carga laboral de las responsabilidades personales y familiares que no hace más que entorpecer la concentración en el propio trabajo y eleva los niveles de estrés y malestar por no llegar a desconectar debidamente. + Info en RRHH Digital