El modelo de oficinas tradicional seguirá siendo predominante en el mundo empresarial, sin embargo, a raíz de la crisis sanitaria perderá algo de terreno frente al coworking. + Info en El Economista