Los profesionales autónomos tienen la capacidad de ajustar su tramo de cotización cada bimestre, lo que se traduce en un máximo de seis ajustes anuales. Este sistema permite a estos trabajadores adecuar su cotización según las expectativas de ingresos que prevean para distintos períodos del año. + Info en Cinco Días