Las mascarillas provocarán una pérdida en parte del lenguaje no verbal. La empatía y la escucha activa, clave en muchos trabajos, se verán mermadas. + Info en El Economista