La Comisión Europea será exigente con las reformas e hitos comprometidos en el Plan de Recuperación y solo aceptará el retraso de inversiones si los problemas logísticos las impiden, pero no en las reformas. + Info en La Información