España tiene en el Brexit una oportunidad para potenciar el turismo de compras en hasta 2.600 millones de euros por el cambio en el tratamiento fiscal que afecta a Reino Unido y a sus ciudadanos en sus viajes a la Unión Europea. + Info en El Economista