En 2018, los procesos de baja laboral en el sector público duraron de media 51,4 días frente a los 35,2 del sector privado. + Info en Expansión