Un pasajero de una aerolínea cuyo vuelo haya sido anulado o haya sufrido un largo retraso que le permita recibir una indemnización tiene derecho a obtener esa compensación en la moneda de curso legal del país de la Unión Europea en el que resida. + Info en Expansión