La agilidad en los trámites anima a familias y autónomos a no llegar a situaciones de insolvencia, mientras que las compañías cuentan con un amplio abanico de alternativas. + Info en Cinco Días