La vivienda y su precio centran los focos de propietarios e inquilinos. Instituciones como el Banco de España han pedido vigilar la vivienda. + Info en El Economista