La Ley Estatal por el Derecho a la Vivienda ha impulsado que miles de propietarios traspasen sus viviendas en alquiler tradicional a temporal, vacacional o de coliving en un afán por librarse de la limitación de los precios en las zonas tensionadas o la extensión de la duración de los contratos. + Info en Cinco Días