Preguntar cualquier duda al arrendador, informarse sobre quién es en el registro de la propiedad y verificar la ubicación de la vivienda son consejos prácticos con los que evitar sorpresas indeseadas cuando se alquila una vivienda durante las vacaciones estivales. + Info en Expansión