Tanto el albarán como la factura son documentos comerciales que se usan en la mayoría de operaciones mercantiles. + Info en Pymes y Autónomos