Se ha declarado una guerra dentro de la Agencia Tributaria (AEAT). Los contendientes son, por un lado, los inspectores de Hacienda y, por el otro, los técnicos. + Info en El Español