El coronavirus obliga a muchas organizaciones a considerar el trabajo en remoto. La tecnología no es un impedimento, pero la falta de previsión y de cultura del teletrabajo les enfrenta ahora a problemas para desplegarlo. + Info en Expansión