La Ley establece que la Agencia Tributaria necesitará permiso para efectuar registros si detecta irregularidades. Aunque se acaba de enviar un caso al Supremo, ante detectar interés público en uno de los registros. + Info en Cinco Días