Que la tecnología ha venido para quedarse no es ninguna novedad. Pero, ¿y si además utilizamos la misma los despachos de abogados para mejorar la experiencia de nuestros usuarios/clientes? + Info en El Derecho