La racionalización de los horarios de trabajo constituye un reto de país, desde una perspectiva de “gestión responsable del tiempo”, que promueve la calidad de vida de las personas y la productividad de las empresas. + Info en Cinco Días