A pesar de la protección que otorga al trabajador la legislación española y europea vigente, una cuestión privada, como puede ser el estado civil de una persona, puede convertirse en objeto de debate en las relaciones laborales. + Info en Expansión