Las start up españolas disfrutarán de un marco normativo propio que les distinguirá de las pequeñas empresas. + Info en Expansión