La crisis económica provocó una escasez de ofertas de empleo que se tradujo en un auge de las estafas laborales, especialmente en el entorno online. + Info en El Economista