Debido a la frecuente carencia de un blindaje frente a responsabilidades fiscales, mercantiles e incluso penales, los empresarios se encuentran expuestos a situaciones del día a día en su compañía que puede hacerles pasar una temporada en la cárcel. + Info en Expansión