Netflix, Amazon o HBO no están obligadas a pagar tasas como la que financian RTVE o el cine europeo. + Info en La Vanguardia