Las multinacionales que cuentan con filiales en diferentes países se enfrentan al desafío de desarrollar un modelo de compliance homogéneo, pero que a la vez se adapte a los requerimientos de cada jurisdicción. + Info en Expansión