Las mujeres se decantan por emprender en sectores como el sector servicios, la salud o la robótica. Asimismo, destacan también en otros sectores más arraigados como es el de la moda, arte y cultura o lifestyle. + Info en El Economista