Cada vez más personas lanzan su propia empresa, aunque desciende el número de negocios consolidados. La brecha de género sigue reduciéndose, pero en materia de innovación e internacionalización aún queda camino por recorrer. + Info en Expansión