Enfermedad, accidente laboral o tener un hijo son algunos de los motivos por los que los trabajadores optan a estar cubiertos por la Seguridad Social. + Info en El Mundo