Todos los alojamientos turísticos, incluidas las viviendas de uso turístico, tendrán que tener acceso independiente, es decir, no podrán compartir portal con los residentes. Unos requisitos, entre otros, para tener licencia que no cumple el 95% de todos los pisos inscritos en el registro. + Info en El Economista